31 jul. 2013

Empezando de nuevo por las islas mediterráneas






Antes de nada quiero agradecer a todos los normis y monstruitos que siguen el blog por ayudarme a elegir mi destino, porque estoy bastante perdido ahora mismo con esta gran responsabilidad que me han encomendado, por lo que para otras ocasiones espero poder contar con vuestra ayuda también.

Al final haciendo caso de lo que me habéis recomendado la mayoría, decidí empezar por Europa, y menos mal que fue ese el lugar elegido porque para cuando llegué al aeropuerto no quedaba más que un vuelo a Europa, concretamente a Malta. Como os he dicho no tengo mucha idea de por dónde ir, y realmente cualquier lugar es bueno para empezar de nuevo esta aventura, así que sin pensármelo me metí en el avión para cruzar casi el planeta entero.





Al subirme al avión, decidí informarme un poco del país, pero sobre todo quería buscar los lugares que pudiesen contener alguno de los cuatro elementos que se podrían estar en cualquier parte del mundo. Lo primero que encontré, fue un fenómeno muy interesante que ocurre una vez al año en el país: Una tormenta de arena. Por lo visto en primavera, llega una especie de “nube” enorme de arena que proviene de África, que cubre todo el cielo de la isla y que se extiende hasta la isla de Sicilia.





Me pareció un hecho clave, ya que se unen tanto el elemento del aire y la tierra y podría ser una pista muy buena, pero falta aún mucho, así que descarté dicha opción. Sin darme cuenta me quedé dormido, y no pude seguir buscando ya que para cuando me di cuenta estábamos llegando, por lo que me recorrí unos 18.820 kilómetros y casi ni me había dado cuenta. Una vez llegados a la capital de la isla, decidí tomarme con tranquilidad la búsqueda, había quedado claro que esos dos elementos no iban a ser los que encontrase aquí, y al quedarme dos prefería tomármelo con más tranquilidad.




Nos sentamos muy cerca de donde nos dejó el avión para ubicarnos y saber a dónde debíamos ir, y para mi sorpresa al situarnos desde el ordenador, no nos encontrábamos en la capital, y mucho menos en la isla grande sino en la Isla de Gozo. Decidimos explorar tranquilamente la isla y para nuestra sorpresa nos encontramos con “El pueblo de Popeye” que es el lugar donde se rodó la película de este personaje, y que ahora se utiliza como parque temático.






Me pareció otra señal muy clara de que ahí podríamos encontrar el elemento del agua, ya que se encontraba en plenas calas al lado del mar, pero por mucho que exploramos la zona no hubo indicio alguno de que se encontrase en ese lugar alguno de los elementos. Al salir de aquel pueblo de cuento, vimos a mucha gente dirigiéndose hacia un barco y pregunté a una mujer que iba en ese grupo a donde se dirigía dicho barco. Me explicó que ese barco se dirigía a la isla más grande de Malta, en concreto a Ta’Qali, un lugar muy cercano a la capital.

Como hacía tiempo que no me zambullía en el agua decidí ir siguiendo al barco hasta el lugar, que así hacía un poco ejercicio e hidrataba mi cola que falta me hacía. Lo que no me había dicho la mujer es que ese barco era turístico y nada más desembarcar, tenían una excursión programada a una fábrica de vidrio. Inmediatamente asimilé eso con el elemento del fuego, ya que para crear cualquier cosa de vidrio hay que quemarlo.

Por lo visto, era el típico pueblo artesano en el que se podía ver como el vidrio se fundía artesanalmente, y como no había una tienda en la que se podía adquirir una gran variedad de cosas artesanas que habían hecho. Dejando a un lado el tema de los cuatro elementos me fui con el grupo de turistas a ver la fábrica y de paso a comprar un recuerdo del lugar, y fue en el momento en el que terminó esta excursión en el que me di cuenta de que encontrar esos cuatro elementos iba a ser algo complicado y que no iba a conseguirlo así por así.

Para cuando me quise dar cuenta me encontraba solo en aquel lugar, y a lo lejos vi dos globos enormes. Me acerqué a ellos corriendo y vi una nota entre los dos que tenía mi nombre y que según el que eligiese me iría a Islandia o a Noruega…Es una decisión bastante complicada y como he visto que me habéis ayudado a decidir venirme a Europa dejo en vuestras manos mi destino para el siguiente viaje. 





2 comentarios :

  1. Pobre Erik... yo opino que a ¡Islandia!!!
    a ver si le gusta a Sidney ese bonito lugar ^^

    ResponderEliminar
  2. IIISLANDIIA!! Sin duda :D Bueno, tus entradas son bonitas y maravillosas, me encantan ;)

    ResponderEliminar

¡Conoce a las Monster High Originales!

¡Conoce a las Monster High Originales!