9 sept. 2013

Un país de magia verde (Parte I)



Durante el viaje hacia este nuevo destino yo me encontraba un tanto pensativo ya que tras esa conclusión a la que llegué de que fuese a donde fuese Irlanda era el destino, supuse que ahí íbamos a encontrar algo, pero lo que me preocupaba de verdad es que realmente no hubiese nada por allí, algo que realmente iba a ser una gran decepción ya que el tiempo no es que me sobrase para encontrar todos esos elementos.

Pero al llegar a la isla, había esperándonos otro globo similar al que nos llevó a Noruega la última vez y en él había una nota que decía lo siguiente: “Erik, estás muy cerca del primer elemento, sube al globo y te llevará al lugar donde se encuentra. Una vez allí debes encontrarme, algo que no será tarea fácil, pero que sé que conseguirás”

Tras leer eso tuve una sensación tanto de felicidad como de inquietud; por una parte estaba muy seguro de que iba a encontrar uno de los elementos, y encima iba a conocer a un monstruo que seguro que me iba a ayudar, pero el hecho de que no fuese tarea fácil me asustó un poco, porque no sabía lo que me iba a encontrar. Me dio pena el no saber ni donde me encontraba para poder investigar un poco el lugar, pero era más urgente el hecho de montarme e ir al destino que estaba predestinado para mí.





Pese a no haber tenido la oportunidad de conocer un poco el país, ese viaje en globo fue impresionante, no había visto nunca algo tan verde y mágico, de ahí que se le conozca como “La isla esmeralda” y es que el verde es su color representativo, de ahí también que sea el trébol un claro representante de este país. Para que veáis que es verdad, hice una foto del paisaje que se veía y quedó preciosa, y si se ve la cabeza de Sydney por ahí que no  se estaba quieto.


Para cuando me quise dar cuenta estábamos aterrizando en un gran bosque del que apenas se podía apreciar el suelo. Decidimos andar con un poco de cautela, y nos extrañó mucho el no ver a ningún normi por la zona, lo que nos extrañó bastante ya que al ser un lugar tan conocido era raro que no hubiese nadie por ahí así que para salir de dudas sacamos el portátil y miramos donde nos encontrábamos.

Según el localizador nos encontrábamos en el bosque de “Slieve Bloom”, y en la mayoría de lugares ponía que era un bosque de hadas, algo totalmente contrario al mundo normi, pero deduje que sería una especie de metáfora. Muy cerca de donde aterrizamos encontramos una especie de ladera por la que, involuntariamente, bajamos rodando por ir mirando hacia otra parte, y al lado había un río que era distinto, ya que el agua era de color verde, y no un verde de suciedad sino un verde tan cristalino como el del agua más pura.

Sabíamos de sobra que el verde era su color, pero no creíamos que hasta el agua fuese de color por lo que movidos por la curiosidad seguimos el río y este tenía dos desembocaduras que hacían una forma de flecha, y que se notaba que habían sido creadas para indicar algo. Como hacíamos casi siempre nos guiamos por esa señal, y concretamente nos llevó hasta una cueva que estaba iluminada por muchas luces, así que fuimos directamente.

Dentro se encontraban seis normis pequeños jugando, pero lo que nos llamó la atención es que iban como disfrazados de una manera muy similar a Halloween, pero los disfraces parecían artesanales y muy ligados a la mitología típica del país. Según me dijo Sydney, estaban celebrando el Samhain, que resulta ser el año nuevo celta y que hoy es conocido por todos como Halloween y resulta ser una invocación al señor de los muertos, o en gaélico al Saman. Mientras estábamos mirando pisé en el suelo y tiré una piedra al fondo sin querer y todos pararon, y por arte de magia, o más concretamente por magia de hadas, se convirtieron en pequeñas hadas de distintos colores, que por lo visto buscaban nuestra atención de una manera.




De inmediato salieron volando por la otra salida de la cueva y dejaron un rastro de polvos que brillaban que evidentemente seguimos para ver a donde nos llevaban. Las hadas se posaron encima de un árbol que tenía dos troncos a los lados y unas escaleras que bajaban por cada uno de ellos, y las hadas estaban arriba mirándonos indicándonos que teníamos que elegir uno de los dos, pero no sabíamos cual…¿Nos podéis ayudar a decidirlo?







1 comentario :

  1. Qué guayyyyyyyy
    yo ya he votado!! Ojala le lleve x la dirección correcta.
    Qué guay hadas :D y fan de Sydney fastidiando fotos

    ResponderEliminar

¡Conoce a las Monster High Originales!

¡Conoce a las Monster High Originales!